La cual simboliza el bautismo que ahora los salva también a ustedes. El bautismo no consiste en la limpieza del cuerpo, sino en el compromiso de tener una buena conciencia delante de Dios. Esta salvación es posible por la resurrección de Jesucristo.
— 1 Pedro 3:21 (NVI)

Una vez que toma la decisión de seguir a Cristo, le animamos a tomar el siguiente paso de fe: el bautismo en agua. El agua en sí no es especial, pero simboliza que ya ha sido enterrado el viejo hombre, y resucitado en Cristo para caminar en Su poder, propósito y amor. 

¿Estás listo para tomar este próximo paso?